+1 (647) 833 1171 info@lisbethherrera.com

Nos conocimos en el 2011, ellos recién llegaban a Canadá desde Venezuela. Omar tuvo la suerte que su empresa le ofreció un traslado internacional a las oficinas ubicadas en Burlington y Ambar estaba lista para buscar trabajo pero a las 2 semanas de estar aquí, nos enteramos de una hermosa noticia: estaba embarazada de su primer bebé, Matías.

Para mi ellos representaban un gran reto ya que eran mis primeros clientes, mi primera transacción. Justo había terminado mi curso de Real Estate en Noviembre y ellos decidieron comprar en Diciembre. Sentía la necesidad de demostrarles que yo era capaz de conseguirles el hogar de sus sueños, que podían confiar en mi. 

Visitamos varias propiedades pero a ellos les gustó un townhouse en Burlington que no lucía de lo más bonito, sin embargo, tenían la visión de remodelarlo y hacerlo a su gusto. Hoy en día es un hogar hermoso, totalmente renovado con acabados de primera.

 

 

Más allá de la relación comercial que se entabló entre nosotros, yo siento una conexión muy especial con ellos.

Quienes me conocen, saben lo mucho que me costó salir embarazada. Cuando pensé que lo había logrado, tuve una lamentable pérdida. Meses después, me enteraba de que estaba embarazada otra vez. Apenas supieron, Ambar y Omar tuvieron un gesto muy lindo conmigo: pusieron sus manos sobre mi barriga y rezaron por la vida de mi bebé, porque lograra llegar a este mundo lleno de salud, crecer, desarrollarse y conocer a toda su familia. Fue un momento hermoso y totalmente inesperado para mi. Hoy en día les agradezco muchísimo haberse tomado unos minutos para pedir por la vida de mi nenita, Juliana.

Después de casi 7 años, seguimos siendo buenos amigos. Ellos le dieron la bienvenida a su segundo bebé, Amanda. Omar tiene un excelente trabajo en su área y Ambar está dedicada y trabajando duro para ser una de las mejores fotógrafas profesionales.

Me siento muy agradecida con ellos por haber confiado en mí y espero poder siempre ayudarlos en cada proyecto que emprendan.